miércoles, 13 de mayo de 2015

Vestirse y desnudarse, un juego más

Vestirse y desnudarse, un juego más

Entre los 18 meses y los 2 años, el niño empieza a aprender a desvestirse solo. Como muchas otras cosas en la infancia, el aprendizaje empieza, aparentemente, al revés. Un niño de 18 meses o de 2 años no tiene suficiente habilidad para acertar a meter un botón en el ojal o cerrar una hebilla o una cremallera, pero sí aprende a abrirlos y se desnuda, sin demasiada dificultad, de pies a cabeza. Es decir, tendrán que pasar algunos meses antes de que pueda vestirse solo pero, en cambio, es habitual que se desnude sin ayuda, o que intente quitarse la ropa cuando le molesta o no es de su agrado.
Vestirse suele ser un proceso demasiado complicado para un niño de 18 meses, pero a partir de los 2 años ya es un buen momento para comenzar a enseñárselo. ¿Cómo?
  • Para empezar, debe aprender cómo se llama y en qué parte del cuerpo se pone cada prenda. Es aconsejable, pues,  que nombremos cada una de las piezas de ropa y le pidamos que sea él quien vaya a buscarlas al armario.
  • Luego, animarle a cooperar: enseñarle a meter los pies en las perneras de los pantalones, o a levantar los brazos para ponerse un jersey que tenga que entrar por la cabeza.
  • Cuando el niño tenga ya 2 años, puede empezar a ponerse algunas prendas sin ayuda, siempre bajo la supervisión de un adulto. No hay que esperar grandes logros en los primeros intentos, pues el verdadero objetivo en este momento es que juegue a vestirse y vaya aprendiendo, al mismo tiempo, a nombrar la ropa. No hay que tener prisa por ayudarle, sino permitir que lo intente, y observar sus errores con paciencia, sin dejar de felicitarle cuando lo haga bien.

Recuerda…


  • Aunque sea pequeño, al niño de 2 años no le cuesta quitarse la chaqueta abierta por delante.
  • Para él, tirar de los calcetines y quitárselos es algo divertido.
  • También puede prescindir de los pantalones con facilidad.
  • Si quiere desnudarse, sabe sacarse la camiseta por la cabeza.
  • La tarea más sencilla y seguramente la primera que el niño aprende es a colocarse la ropa interior.
  • Pronto será capaz de aguantar el equilibrio sobre una pierna para ponerse los pantalones.
  • Le resulta divertido subirse el pantalón, incluso hasta más arriba de la cintura.
  • Pasar la camiseta por la cabeza requiere un grado superior de destreza.
  • Le divierte ver cómo aparece la mano por el extremo de la manga.
  • El niño de 3 años, es capaz de ponerse solo los calcetines, aunque no siempre acierte a ponérselos del derecho.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario