martes, 28 de febrero de 2017

Desde la primera infancia buscan prevenir embarazo en adolescentes

En 2015, hubo en Antioquia 18.537 embarazos en niñas y adolescentes de 10 a 19 años.

Autocuidado, autorreconocimiento y autoestima deben trabajarse para prevenir el embarazo en menores de edad.
Autocuidado, autorreconocimiento y autoestima deben trabajarse para prevenir el embarazo en menores de edad.
En Antioquia la tasa de fecundidad (número de embarazos) en el año 2015 se ubicó en 3,9 para niñas entre los 10 y los 14 años y en 64,9 para adolescentes entre los 15 y los 19 años.
Esto quiere decir que el año pasado, de cada 1.000 niñas con edades entre los 10 y los 14 años, 4 estuvieron embarazadas, mientras que de cada 1.000 adolescentes entre 15 y 19 años, 65 lo estuvieron.


Ante este panorama, el departamento se unió a la Semana Andina por la Prevención del Embarazo en la Infancia y Adolescencia, un evento que finalizó ayer y que se realizó de forma simultánea en Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Este se hace desde el año 2008.

La iniciativa tiene como finalidad principal hacer los mayores esfuerzos para lograr políticas públicas y estrategias que permitan una reducción del embarazo adolescente e infantil, al tiempo que se garanticen los derechos de las niñas y las adolescentes.
Para el caso de Antioquia, preocupa que aunque se ha presentado una reducción en el embarazo adolescente, el infantil se mantiene, así lo explicó Isabel Carvajal zapata, gerente de Infancia, Adolescencia y Juventud de Antioquia.
La funcionaria añadió que el Bajo Cauca ocupa el primer lugar en la tasa de fecundidad del departamento. “Para las niñas de 10 a 14 años, se ubicó en 9,1, cinco puntos porcentuales por encima del promedio de Antioquia”, sostuvo.
Y es que de cada 1.000 niñas entre 10 y 14 años, nueve estuvieron en embarazo. Y de cada 1.000 entre 15 y 19 años, quedaron embarazadas 82. Después del Bajo Cauca, el Urabá es la subregión en la que más casos se presentan.

Esta situación se trató durante las jornadas académicas y diferentes actividades que se hicieron en la Semana Andina, pero también en encuentros con jóvenes en Medellín y en otros lugares de Antioquia.
Una de las grandes conclusiones fue la necesidad de trabajar de forma articulada entre las instituciones competentes, de modo que los programas tengan un mayor impacto.
Por ello, se adelantarán políticas para brindarles a los niños y adolescentes oportunidades de cuidado, salud, protección, participación, nutrición, desarrollo físico y afecto.
En el departamento trabajan en este tema la Gerencia de Infancia, Adolescencia y Juventud, la Secretaría Seccional de Salud y Protección Social de Antioquia, la Secretaría de Educación, la Secretaría de las Mujeres, el Instituto Colombiano de Bienestar familiar (ICBF) y el Ministerio de Salud.

Otra de las grandes estrategias es empezar la prevención y la educación en sexualidad desde la primera infancia, es decir, entre los 0 y los 5 años. Para lograr mejores impactos, se busca estimular el proyecto de vida, así como la autoestima, el autorreconocimiento y el autocuidado.
“La idea es trabajar la formación desde tres aspectos: la vivencia de la sexualidad responsable y sana, la generación de vida con conciencia y la formación desde la educación inicial”, manifestó la gerente. También es necesario llevar la formación a las familias, para lo cual se incluirá a las madres gestantes y lactantes.
Con estos elementos en mente, Antioquia vivió la Semana Andina como un espacio para compartir con jóvenes, agentes educativos, niños y padres de familia, las estrategias que permitan prevenir el embarazo adolescente y lograr disminuir cada vez más las cifras, que el año pasado llegaron a un total de 989 embarazos en niñas de 10 a 14 años y 17.548, en adolescentes de 15 a 19.
El departamento también se unió a la campaña nacional #YoCuidoMiFuturo, a la que también se invita a participar a toda la ciudadanía.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario