jueves, 4 de agosto de 2016

Es correcto decir que Pokémon Go es un juego de realidad aumentada?

La tecnología utilizada en el juego es solo un abrebocas de lo que será posible en el futuro.

El efecto usado en Pokémon Go es más de carácter estético.
El efecto usado en Pokémon Go es más de carácter estético.

El videojuego para móviles Pokémon Go ha brindado inédita relevancia a uno de los avances sobre los que se soporta, en gran medida, su experiencia: la realidad aumentada. Sin embargo, este título, disponible para Android y iOS en varios países del mundo, solo ofrece un abrebocas de lo que podría lograrse gracias a dicha innovación tecnológica.

En Pokémon Go, la representación digital de las criaturas se superpone a la imagen captada por la cámara trasera del teléfono. Se trata de un efecto visual que conlleva a que cualquier locación del mundo real se convierta en un campo de juego. En ello radica la magia del título.

El efecto proporcionado por Pokémon Go es más de carácter estético. La realidad aumentada aboga por lograr que los elementos del mundo digital interactúen con los espacios. Para ello es imperativa la implementación de sensores con la capacidad de “medir áreas, distancias y profundidades”, como explica Emilio Serrano, experto de Lenovo Colombia.

La mayoría de teléfonos disponibles en el mercado carecen de los sensores mencionados. Apenas este año se lanzó un modelo con provisto con la tecnología Tango de Google: el Lenovo Phab 2 Pro.

Tango provee al teléfono de 250.000 sensores de movimiento, de percepción de profundidad y aprendizaje del área. Ya existen 21 aplicaciones en la Play Store de Google que aprovechan las bondades de esta tecnología. Por ejemplo: Tango Constructor permite que los desarrolladores vean sus modelos en 3D en sus alrededores. En Project Tangosaurs los usuarios pueden encontrar fósiles escondidos en su entorno real. En Ghostly Mansion, la persona detrás del celular se ‘transforma’ en fantasma y su hogar se convierte en una mansión embrujada.

Una implementación avanzada de realidad aumentada permitiría que los pokémones no solo se superpusieran a la imagen de la realidad, sino que se movieran por los espacios como si tuvieran vida propia, esquivando los obstáculos o usándolos a conveniencia para esconderse de los usuarios que deseen capturarlos.

Por ende, ¿es Pokémon Go un juego de realidad aumentada? Sí, pero en su mínima expresión. Pero ojo, no es un juego de realidad virtual.

Realidad virtual vs. aumentada
Publicidad


El grupo de investigación Tirias explica cuál es la diferencia entre ambos conceptos. La realidad virtual es un “ambiente generado en la computadora que no tiene una interacción con el mundo real ni toma elementos del mismo”.

La realidad aumentada, por su parte, “mezcla mundos virtuales con el mundo real superponiendo gráficos generados por computador y audio con el entorno real”.

Paul Teich, del equipo de Tirias, explica que “en la realidad virtual, la computadora genera un mundo virtual en tres dimensiones. Son ambientes cerrados que no se conectan con el mundo físico. Los usuarios pueden moverse en cualquier dirección en tanto así lo permita el ambiente creado por la computadora”.

Para sumergirse en un universo de realidad virtual es necesario adquirir un casco de realidad virtual. En la actualidad, existen modelos como el Oculus Rift (auspiciado por Facebook), el HTC Vive, el Galaxy Gear VR de Samsung y las Google Cardboard. En breve, Sony presentará un modelo que opera con su consola de videojuegos.

En el campo de la realidad aumentada, encontramos ejemplos como las HoloLens de Microsoft, cuya intención es mezclar gráficos holográficos que se superponen a la visión del usuario. Para ello, es necesario usar una suerte de gafas con un visor transparente.

La empresa Magic Leap trabaja en un concepto similar al de la HoloLens. Esta compañía, que fue adquirida por Google, está trabajando en un casco que permitiría vivir experiencias de realidad aumentada con un cariz de interactividad y elementos holográficos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario