martes, 3 de abril de 2018

La virtualidad, el presente y el futuro de la educación?

Hoy en día son más los que le apuestan a una educación virtual y continuada, pero ¿qué beneficios le trae en el mercado laboral de hoy? Un experto responde a esto. 

 
¿La virtualidad, el presente y el futuro de la educación? Foto: pixabay.com 

La educación virtual tiene fieles defensores como detractores, unos la ven como una amenaza, mientras que otros como una oportunidad. Lo cierto es que hoy está en boca de todos y representa un punto importante en el mercado laboral.

Juan Martín, director de Cerem Business School, una de las más importantes escuelas virtuales de negocios española, llegó a Colombia para generar más alianzas con el país y hoy cuentan con seis mil alumnos de los cuales 800 son colombianos, SEMANA habló con él y esto fue lo que dijo.

SEMANA: ¿Dentro del sector se percibe alguna resistencia a la educación virtual?

Juan Martín (J.M.): Siempre hay una resistencia inicial que se ha dado en muchos países, y Colombia no es una excepción. Hay que ser claros y la educación virtual tiene prejuicios, uno respecto a la validez o al prestigio de las titulaciones, parece que cursar una maestría virtualmente tiene menos valor percibido para la gente que puede hacerlo presencialmente, y además existe de alguna manera el prejuicio a la calidad, hay a quienes le parece que estudiar virtualmente es más fácil, que no tiene el mismo rigor.

SEMANA: ¿Y cómo acabar con estos prejuicios?

J.M.: Estas apreciaciones son cosa del pasado, la gente debe conocer todos los beneficios que trae: la educación virtual provoca un ahorro de tiempo, cada minuto que el alumno dedica a estudiar es un minuto aprovechado en aprender.

SEMANA: ¿Cuáles son los beneficios que trae a la hora de entrar al mercado laboral?

J.M.: Está demostrado que las empresas valoran más, en los currículos, haber estudiado virtualmente porque para esto se requiere más esfuerzo y más autodedicación, en muchas maestrías y pregrados los alumnos no se quedan con los conceptos, en la educación virtual se brinda un acompañamiento del profesor, están pendientes de todo el progreso del estudiante asegurándose de que haga lo que tiene que hacer.

SEMANA: ¿Cuáles son los obstáculos a la hora de enfrentarse a ese mercado?

J.M.: Uno de los principales problemas de la educación presencial es la gran brecha entre lo que la universidad enseña y lo que las empresas demandan. Se están creando perfiles que luego las empresas no aceptan porque no es lo que necesitan, esto se puede disminuir si los docentes estuvieran relacionados con las empresas de los sectores.

SEMANA: ¿Y qué diferencias brinda la educación virtual?

J.M.: La educación virtual de calidad no es sólo equivalente sino superior a la presencial, es más, permite que el profesorado sea de calidad. Una cosa que ocurre en Colombia es que los maestros están en clase todo el día, suelen dar clase a pregrado y por las tardes o noches dan clase a alumnos de posgrado, entonces a diferencia de la virtual, esta no tiene una articulación entre el mercado laboral.

SEMANA: Pero está claro que existen escuelas virtuales que no brindan este tipo de rigor ¿usted qué opina?

J.M.: Uno de los principales puntos negativos es que la virtualidad rompió las barreras de entrada para escuelas de negocios y universidades que no son de calidad. Hoy en día se puede montar una maestría virtual efectivamente con materiales de mala calidad y con un campus virtual, se da la clave y las personas se meten ahí y no se hace nada, esto es cierto y digamos que hay educación virtual que no es de la calidad que el alumno espera. Se encuentran con que aprenden menos de los que esperaban aprender o de lo que se aprendería en una clase presencial.

SEMANA: ¿Se puede decir que la virtualización es una herramienta que falta aprovechar más?

J.M.: La clave es que la educación virtual es una herramienta para la internacionalización, ha hecho accesible y universal la educación. 

Las universidades presenciales deberían ver la virtualización como una oportunidad de expansión y sobre todo para la expansión internacional. Colombia siempre ha sido uno de los países más abiertos, el alumno colombiano está muy interesado en salir en hacer negocios, están abiertos a las experiencias.

SEMANA: ¿Cómo ve el panorama de la virtualidad en Colombia?

J.M.: Yo creo que Colombia tiene una red bastante alta, lo que hay es resistencia de bastantes instituciones, de universidades y el Ministerio de Educación está pecando de cierto proteccionismo. Sin embargo, es un tema coyuntural y Colombia seguirá la tendencia. La virtualización es el futuro y el presente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario